consejos para los bebedores de alcohol:






Si conduces ebrio, olvidate del seguro.
Tù pagarás los daños.
Si el coche no es tuyo y no tienes pasta, entonces tranquilo: los paga el dueño del coche.

Por si acaso, no me pidas que te preste el coche..... (No es nada personal..)